A la hora de pensar en una puerta de comunidad, tenga en cuenta los siguientes puntos:

1 MATERIAL:

Las puertas de comunidad pueden hacerse en muy diversos materiales: madera, hierro, aluminio, acero inoxidable, pvc. Es necesario elegir aquel que mejor se adapte a las características deseadas

2 MODELO:

Los posibles modelos son infinitos, pero siempre existen algunas ideas que pueden reducir las posibilidades. Los modelos de esta página le ayudarán a elegir el estilo y la posible distribución del espacio.

3 ACCESORIOS:

Fíjese bien en los detalles que toda puerta de comunidad debiera tener: cristales abatibles para facilitar la limpieza, muelle cierrapuertas correctamente instalado, pernios con rodamientos, instalación del cerradero automático, bombillo de reserva con la misma llave.

3 GARANTÍA:

A excepción de las partes mecánicas, que se deterioran y desgastan por su uso continuo, una puerta bien hecha debe durar toda una vida.

Exija esa garantía.